Meléndez no se olvidó de donde vino (20/11/07)

Siendo aún aprendíz, el egresado de la Escuela de Jockeys del Jockey Club tuvo la tarde más gloriosa de su vida, al ganar la prueba cúlmine del turf platense

Fuera de todos los planes, este jinete peruano se impuso conduciendo a Ithamar en en Gran Premio Internacional Dardo Rocha (GI, 2400m) la tercera prueba más importante del calendario hípico Nacional, y la de mayor jerarquía en el Hipódromo de La Plata.

Nacido en el Perú hace 27 años, Miguel Meléndez arribó a la Argentina cuando tenía once, y comenzó a formarse como jinete profesional al reabrirse la Escuela de San Isidro, en 2004. Pronto egresó de ella, y a partir de 2005 se dedicó a correr fundamentalmente en el hipódromo de La Plata.

Luego de bajarse de su piloteado, y en plena emoción, el jockey aprendíz dedicó sus primeras palabras de agradecimiento acaso a quienes fueron pilar en su desarrollo profesional: los profesores de la Escuela de Jockeys del Jockey Club, Victor Sabin y Héctor Libré, como así también al entrenador Roberto Pellegata, quien le diera su primera monta oficial con la que ganara en su debut.

Melendez sigue siendo aprendíz, y con el Gran Premio incluído, le faltan todavía 53 carreras para graduarse de jockey profesional. Pero eso es lo de menos. Más allá de la satisfacción personal, con este triunfo como vidriera, trabajo no le va a faltar.

Miguel Almanza
 

© Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club Argentino Hipódromo de San Isidro .