Una escuela de jockeys que apunta a la excelencia (13/04/04)

"Ojalá podamos formar jinetes de la calidad humana y profesional de Jorge Valdivieso, Pablo Falero y el Topo Sanguinetti. A eso apuntamos, a la excelencia." Lo dice Pablo Piffaretti, el presidente de la comisión de carreras de San Isidro y se refiere a la escuela de jockeys aprendices, cuyos cursos comenzarán a dictarse desde el mes próximo.

San Isidro ya tenía una escuela, pero fue cerrada hace algunos años por causas que mezclaron lo presupuestario con algunos problemas internos. Ahora reabrirá sus puertas y funcionará en un nuevo predio dentro de la villa hípica.

"Será fundamentalmente formativa, con la misión de capacitar jockeys de buen nivel y forjar gente que sea útil para la actividad. Trataremos de no frustrar a nadie y vamos a desalentar a aquellos que no tengan condiciones. La idea no es llenar vacantes para hacer número", amplía el directivo.

El curso durará dos años, aunque podrán ser menos para el caso de los alumnos que estén más avanzados. "Habrá que evaluar desde donde arranca cada alumno. El plan es ambicioso porque no queremos una escuela de dónde salgan sólo jockeys sino de la que surjan los Valdivieso o Falero de mañana".

Aunque no está del todo definido, el director honorario sería Vilmar Sanguinetti, con Héctor Libré y Víctor Sabín como maestros titulares y un profesor de equitación.

La escuela podría tener entre 20 y 25 alumnos y admitirá hombres y mujeres. "El 15 vence el plazo de las inscripciones y en las dos semanas siguientes se harán los exámenes psicofísicos. Probablemente el curso arranque en mayo", apunta el presidente de la comisión de carreras, y agrega que no necesariamente habrá que ser vareador para anotarse: "Si viene alguien de un club de equitación y aprueba el examen de ingreso, no tendrá problemas".

Fuente: Diario La Nación
 

© Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club Argentino Hipódromo de San Isidro .