Clásico Porteño (GIII): A Inter Optimist le sobra confianza (18/05/08)

El caballo de Waldir Zancanaro tomó la punta, sacó varios cuerpos y, en el final del clásico Porteño, aguantó la atropellada de El Garufa (Ver Carrera-Jockey del ganador: Pablo Carrizo, jinete recibido del Jockey Club)

Inter Optimist (careta) no se dejó alcanzar. Foto: Carlos Lares

No puede tener mejor puesto el nombre Inter Optimist. Hijo de un padre de fondistas, Incurable Optimist, en madre por un notable millero como Intérprete. Ayer, en el Porteño (G3-1600 metros), el caballo que venía de hacer la punta en el República y terminó cuarto, aguantó con lo justo después de una carrera con su sello.

Con semejante entrega y transcurridas apenas dos semanas, ahora abrió un campo de diferencia con el resto en el césped, apenas largaron. En la recta sucedió lo mismo, hasta la mitad de ese trayecto, en que las ventajas empezaron a reducirse. Salieron El Garufa y Obrablack a un tiempo, pegados. Parecía que juntos eran más, pero se quedaron cortos.

El grupo del stud El Vengador recibió a Inter Optimist y repitieron en el salón Macón, tras observar de nuevo el clásico por televisión. Después habló Waldir Zancanaro, el entrenador: "El caballo había quedado tan bien después del República que le hice caso al dueño [Carlos Curi] y lo anoté. Yo hubiera esperado un poco más para que reapareciera", dijo, lejos de colgarse medallas que no pretendía.

En tanto, Santiago Bedoya, cuidador de El Garufa, sostuvo: "No salieron a pelear a Inter Optimist", comentó, para explicar en parte la derrota. Y siguió: "El Garufa sí lo fue a buscar en el Anchorena y quedó cuarto -a un largo y medio de Star Plus-; si ese día hubiera corrido como esta vez, ganaba. Por eso no queríamos servirle el desarrollo a otro que atropellara". Clarísimo. Tanto como la posibilidad de desquite.

Fuente: Diario La Nación
 

© Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club Argentino Hipódromo de San Isidro .