El GP San Isidro: Inter Optimist sabe cuánto mide una milla (19/10/08)

Parecía que había perdido los escudos Inter Optimist cuando faltaban 250 metros para el final del Gran Premio San Isidro y aún se mantenía adelante. Parecía un puntero vulnerable después de haber pasado mil metros y algo más corriendo al frente, a su manera.

Ya le ganaba Bahiaro, ya lo alcanzaba la tordilla Teamgeist, ya estaba para el cachetazo el caballo de la careta. Pero no. Buscó fuerzas en el tanque de reserva y resistió todas las estocadas, para cruzar adelante con tres cuartos de cuerpo de ventaja. Parece que el caballo sabe cuántos metros entran en una milla y no se para.

¿Donde estará quien le enseñó clases de gateras al hijo de Incurable Optimist? Ayer merecía un premio, porque el caballo hace las diferencias desde la salida.

Fue el primer triunfo de Grupo 1 para el caballo y para su jinete, Pablo Carrizo*: "Nunca imaginé que le dieran tanta ventaja adelante. Cuando llegamos a la recta me entusiasmé, porque estaba entero e iba a ser difícil alcanzarlo. Lo abrí en el final porque vi que venía Bahiaro y prefería definir más cerca de él. Los que más méritos tienen para este triunfo son el caballo, el peón, Pablo Ojeda, y el vareador, Luis Quiroga. Ellos trabajaron muy duro para que pudiera correr, después de tener problemas en los vasos", dijo.

Ahora opina Waldir Zancanaro, el cuidador. "Nunca dudé de que tenía que correr adelante. Lo viví con nervios por todos los problemas que tuvimos para reaparecer en esta carrera. Cuando pasó en 23s los primeros 400 metros, sin que lo presionaran, intuí que ganábamos. Ahora vamos a ver cómo sigue para definir si corre el Gran Premio Palermo o vamos directo al Anchorena."

Fuente: Diario La Nación
*EJAJC
 

© Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club Argentino Hipódromo de San Isidro .