Entrevista a María Fleitas: "A la mujer no le perdonan una"

Por Fabricio Abatte

Desterrar prejuicios y temores de sus padres y lograr que vieran como algo natural su vinculación a un deporte machista fue la primera conquista de María Fleitas -22 años-.

En casa, "la lucha" resultó ardua, pero salió fortalecida: "ahora están orgullosos de mi".
Después tuvo que hacerse "a los golpes" sacando a relucir el costado más terco de su personalidad: "me tiraban todo el tiempo pero yo decía 'éste no me va a ganar' y me subía con más ganas". Y quedaba lidiar con los preconceptos de la desconfianza del ambiente del turf, aunque "sólo una vez del público me mandaron a lavar los platos".

Si bien la amazona nacida en Tigre se muestra agradecida "con todos" por la manera en que la integran, opina que hay una menor tolerancia con las mujeres y que a ellas "no le perdonan una" equivocación.

SPC "La Revista de Carreras Semanal" entrevistó a quien por amor al turf fue capaz de dejar de lado cuestiones a las que la mayor parte de las chicas de su edad jamás renunciarían. Extremadamente sincera y "burrera" de pura cepa. Así es María...

SPC: ¿Qué te dijeron en tu casa cuando les contaste que ibas a correr?
-Al principio se negaron, fue una lucha terrible, me decían que era un tranajo de hombre, querían que estudiara, me remarcaban que me podía accidentar. Fue tremendo en casa, pero después recapacitaron y ahora están orgullosos de mí.

SPC: ¿Cómo nació tu pasión por las carreras?
-De chiquita e gustaban los caballos, estaba siempre subida a los de andar que tenía un tío mío, José Suárez. Después empezó a comprar caballlos de carreras y empecé a peonar. A la vez otro tío, el jockey Padilla, me explicaba. Así entré a la escuela y le corría a Libré...

SPC: ¿Qué tal te trata el público?¿Notás que te subestiman por ser mujer?
-En general son muy buenos, sólo una vez me mandaron a 'lavar los platos' (risas). Fue con un 5 años perdedor, que había reprisado de un año, tenía la 'pata' ancha y le hice perder la carrera al favorito, uno de Leyes al que le ganó Jacinto; yo entré tercera. No fue culpa mía, estaba todo roto el caballo y nadie lo hubiera podido controlar. Aparte hacía poco que había empezado a correr.

SPC: Algunos dicen que pegás suave...
-Todos me critican por cómo pego. Lo hago de abajo y pareciera que pego despacio, pero es un chirlo común...Mi maestro dice que tendría que exagerar el palo, para que digan que pego fuerte. Tendré que hacer pantomima porque eso me está perjudicando. Lamentablemente es así, hay que hacer 'teatro' para que todos se queden conformes.

SPC: ¿Sentís que a la mujer siempre la tienen a prueba y resaltan más sus errores?
-Es así, siempre se agarran de cualquier equivocación, sea el cuidador, el panadero o tu compañero...Son más exigentes con las mujeres, no les perdonan una. Igual ya me acostumbré. Al principio me sentía mal, pero yo no nací sabiendo. Hay jockeys que cuando te equivocás, cruzan el disco, vienen y te 'putean' de arriba abajo, pero al rato se olvidan. Igual, debo reconocer que tengo una relación muy buena con casi todos y siempre me hicieron sentir una más.

SPC: Por naturaleza, el hombre es más fuerte. ¿Cómo se contrarresta eso?
-Con habilidad. El caballo pesa 500 kilos y por más fuerza que uno tenga, hace lo que quiere con vos. Volviendo a lo del látigo, yo creo que el caballo necesita el palo justo y por eso admiro a Valdivieso, quien pegaba tres palos y por la fuerza con que salía el caballo parecía que había pegado 100.

SPC: Entre las mujeres ¿es mayor la competencia?
-Me llevo bien, soy una buena compañera....La competencia es con todos, a mi me gusta más ganarle a Falero que a las otras chicas.

SPC: ¿Qué te dice gente ajena cuando se enteran de tu profesión?
-Lo primero que me dicen es '¡en serio!', '¡qué lindo!', '¡qué miedo!'. Al principio me costó, me caía todos los días...pero más ganas me daban, 'este no me va a ganar' decía. De hecho hace poco una yegua me despidió en la pista de vareo y me mandó al hospital. Así aprendí, a los golpes.

SPC: Algún sueño por cumplir...
-Por ahora hacerme jocketta. Andaré por las 20 ganadas así que queda un largo camino por recorrer...

SPC: ¿Sabés algo de la historia de Marina Lezcano?¿Fantaseás con parecerte a ella?
-Me contaron su historia, me encantaría parecerme en algo, igual que a Lucrecia Carabajal, que está corriendo actualmente. Me llevo muy bien con ella.

SPC: ¿Con quienes trabajás actualmente?
-Trabajo con Urquiza y después le monto a cuidadores chicos, porque te dan caballos para que entres por allá atrás, pero te los dan siempre. Son más fieles. Gracias a Dios corro en Palermo con Talotti y también le montaba a Bani y a Sueldo.

PIENSA DEJAR A LOS 29 AÑOS PARA FORMAR UNA FAMILIA

"Por ahora estoy de novia con la profesión" es la sutil respuesta de María cuando se le pregunta si está en pareja. La amazona considera que es momento de volcar toda su energía a la actividad, aunque anticipa que en un futuro sus prioridades cambiarán.

"Primero tendría que conseguir novio para formar una familia", ironiza y enseguida explica sus planes: "siempre mi idea fue correr hasta los 28 ó 29 años y después largar para formar una familia".

Se confiesa "tímida" y por ese motivo reconoce que le cuesta "hablar con otra persona que no sea del ambiente".

A cinco cuadras de su casa viven doña "Tola" y "Pepe", sus abuelos, con quienes pasa agradables tardes en su tiempo libre. "Me gusta tomar mate con ellos, llevarles facturas. Ese es mi hobby", cuenta María, simpatizante de Tigre y de River al mismo tiempo.

"Pasa que no se cruzaban nunca, pero ahora, cuando juegan quiero que gane Tigre. El triunfo soñado fue contra Boca, ahí lo festejé por mis dos clubes", asegura respecto al histórico 3 a 2 que consiguió el "Matador" en la Bombonera.
Se desconoce a que obedece su audacia con los animales, pues en su familia "le tienen pánico a los caballos. Ni se animan a tocarlos".

Más que un reportaje, pasó una historia de vida. Así es María...Fleitas. ¡Ya la conocen!

Fuente: SPC La Revista de Carreras Semanal
 

© Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club Argentino Hipódromo de San Isidro .