Jorge Argüello: "Por suerte encontré esta 'Princesa' en mi vida" (13/05/09)

Por Fabricio Abatte

Como esos deliciosos platos que preparaba en "bolichitos" céntricos o mismo en el haras de los Pavlovsky, cuando recién llegado a Buenos Aires se las rebuscaba en la cocina, no tiene desperdicio la historia de Jorge Argüello -25- años, el aprendíz que el sábado 2 ganó en San Isidro su primer cotejo jerárquico con Princesa Tap. El turf apareció de manera azarosa en la vida del jinete nacido en Esquina, Corrientes, y PUROS DE CARRERA Semanal te la cuenta en forma exclusiva.

"Yo vine a los 14 años a la Capital y me desempeñé en el rubro gastronómico. Trabajé en una confitería y también en un restaurante de Sarmiento y Junín, donde se come muy bien. Después estuve en la cocina del haras de los Pavlovsky, en Capitan Sarmiento, y ahí fue donde le empecé a tomar el gustito al turf, porque antes no tenía ni idea de caballos. En el tiempo libre 'cazaba' libros y revistas de pura sangre", revela, desnudando dos cuestiones: sus orígenes humildes y ese destino que inexorablemente estaba ligado a la hípica.

"Con ellos trabajé un año y después me fui a Rosario. Ahí aprendí a varear y me vine a la Escuela de Aprendices de La Plata. Casi dejo enseguida porque la ex directora me 'mató', me dijo, 'dedicate a otra cosa que esto no es para vos", continúa con un relato cada vez más sorprendente.

"Quedó una buena relación con Agustín Pavlovsky, cuando me ve me saluda y me felicita. No se si me tenían fe o no cuando estaba de cocinero con ellos, pero me encantaría correrles algún día, porque salí de ahí", admite su deseo.

-Menos mal que no le hiciste caso a la directora...
-Más caso le hice a Falero. Un día estaba bajoneado por mis pocas montas y le pregunté: ¿Tan mal corro?¿Puedo seguir trabajando de ésto? Y él, a modo de aliento, me respondió: 'fijáte las montas que tenés, sos aprendíz no sos mago como para hacer ganar a esos caballos'. Yo adoro esto y es de lo que quiero vivir.

-¿Y ahora te dan más montas?
-Tengo pocas chances con los cuidadores que tienen varios caballos. Le corro a Hugo Constantino y cada tanto a Miguel García; sacando ellos los otros son gente con 2 caballos o de afuera. Fijate que me costó ¡un año! ganar mi primera carrera: fue el 16 de junio de 2006. Actualmente corro entre 5 y 7 por semana, muy poco. El miércoles 6, gracias a Dios, volví a ganar en San Isidro con la yegua Spectacular Joy (pagó generosos ¡$8,50!).

-Con el triunfo del otro dóa, que te puso un poco en la vidriera, por ahí aparecen las chances...
-Ojalá, fue el segundo handicap que corro...La yegua me dio la posibilidad de lucirme, tuvo buena suelta, pude traerla por dentro como a mi me gusta. Por ahí la gente ahora sabe más de mí, porque acá todo pasa por el éxito, pero creo que he ganado carreras mejores. Por suerte apareció esta 'Princesa' en mi vida.

-¿Te dará también tu primera victoria de grupo?
- Yo no tengo dudas de que es clásica y apunta a ello. Seguro de que va a estar defendiendo ese tipo de carreras porque ganó muy fácil, sin exigirle, apenas le pegué un chirlo cuando se amansó. Apunta para más. Fue una alegría para mi y para el cuidador, que no tiene tantos elementos.

-¿Tu meta?
-Yo quisiera correr más, es lo máximo que pido. Uno a veces tiene que hacer 'malabares' para vivir. Quiero agradecerle a Alberto Calcagno, a Teresa Pradere y a Guillermo Cueto, que fueron los primeros que confiaron en mi...

Tiene "polenta" Jorge Argüello, un ex cocinero con "pasta" de jockey.

Fuente: Revista Puros de Carrera Semanal
 

© Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club Argentino Hipódromo de San Isidro .