Ollagua y un paseo a marcha rápida (30/08/09)

La gran favorita dominó cuando Francisco Corrales* se lo propuso y llegó tres cuerpos y medio delante de Fanny Doll, montada por Falero

Por Carlos Delfino
De la Redacción de LA NACION

Se hizo la fija: ganó Ollagua y pagó $ 1,35 por cada peso apostado. Foto: LA NACION / Carlos Lares

No hubo equivalencias en el clásico La Mission (G 2-2000 m), ayer en la pista de césped del hipódromo de San Isidro. Ollagua, la ganadora, lo utilizó para hacer un paseo a marcha rápida y el resto agotó sus energías para pelear por el placé, sin inquietarla. Hubo tres cuerpos y medio entre la gran favorita y Fanny Doll, la yegua que se apoderó de la posición que la mayoría salió a buscar.

"Corríamos por el segundo puesto y esa carrera la ganamos", sentenció Pablo Falero, jockey de la escolta. En el análisis previo, el uruguayo había anticipado que sería difícil aspirar a la victoria y guió a su conducida pensando en que terminar justo detrás de Ollagua valía por un triunfo. Adrián Giannetti lo imitó con Hidden Treasure y en su avance llegó hasta el tercer lugar, al pescuezo de Fanny Doll.

Hubo quienes se apartaron por un instante de ese guión. Uno fue el cordobés Juan Carlos Noriega, dispuesto a dibujar un trámite lento en la punta con Visigótica.

El otro resultó su coterráneo Rodrigo Blanco, que no especuló con Aquí Lulú y, apenas encontró un lugar libre en la recta, insistió en pos de la vencedora. Luego, este jinete reconocería: "Si pierdo el segundo lugar es porque fui a buscar a la ganadora". Terminó cuarta su yegua, que se quedó sin demasiadas fuerzas para sostenerse durante la última cuadra.

Esa carrera por el segundo puesto sucedió detrás de Ollagua, que no necesitó estar al frente para tener dominada la situación. Tras asomar adelante en el pique, enseguida Francisco Corrales la contuvo a la yegua de físico más grande y pergaminos más importantes. Esperó hasta el derecho para aflojarle las riendas y no tardó en retornar a la punta. "Apenas le di dos chirlos salió fuerte. Acompañó siempre. La corrí tranquilo porque sabía lo que tenía", sintetizó el piloto de la ganadora.

Ollagua sólo perdió una vez este año y lleva tres éxitos en serie. Tiene una agilidad poco habitual para un caballo cuyo peso ronda los 540 kilos. Esas virtudes que mostró de potranca, cuando ganó el primero de los tres Grupo 1 que luce en su rico historial, son la marca registrada que identifica su paso firme en esta segunda etapa de su campaña.

"No vamos a correrles a los machos"
No se deja encandilar por los triunfos José Alves, el preparador de Ollagua, y sigue teniendo para su yegua como objetivo la Copa de Plata, de diciembre en San Isidro. "Ninguna carrera se gana antes de correr, pero la resolvió bien. Es bueno porque a veces las que parecen más fáciles se complican. Por ahora no vamos a correrles a los machos", dijo el brasileño.

Fuente: Diario La Nación
*EJAJC
 

© Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club Argentino Hipódromo de San Isidro .