Foggy Stripes tuvo su premio (03/01/10)

La yegua entrenada en Rosario postergó a Malpensa en el clásico Apertura; Kalath Wells casi se cae al largar

Por Carlos Delfino
De la Redacción de LA NACION

Foto: Emiliano Lasalvia - LA NACION

En el clásico Apertura (G 3-2000 m) se impuso Foggy Stripes, la yegua de antecedentes más humildes y una de las que llegaba más descansada a la carrera. No le cabía la sonrisa en la cara ayer a Mario Palacios, su entrenador, mientras recibía la Copa Diario LA NACION por el triunfo que minutos antes había conseguido la hija de Equal Stripes, por un cuerpo y medio sobre Malpensa.

Ambas surgieron en el tramo final, cuando las esperanzas de Kalath Wells y de La Severa comenzaban a ser limitadas, porque la acción de ellas no coincidía con la que ofrecieron en sus mejores tardes. Para la tordilla estaba fresca la exigencia de la última parte del proceso selectivo y este clásico no suele tratar bien a las ganadoras de la Copa de Plata.

Incluso, ya en la salida quedó claro que las cosas no iban a ser sencillas para la favorita, que en los metros iniciales de la prueba utilizó una buena parte de sus energías para evitar terminar en el piso, luego de salir trastabillando de su partidor. También mostró sus reflejos Edwin Talaverano, que tiró fuerte de las riendas para ayudarla a recuperar la estabilidad.

Pese a ese serio problema, al abordar la recta opuesta Kalath Wells no sólo estaba adelante, sino que corría con una luz de ventaja sobre Bannetton Roma, su rival más cercana.

Intentó escapar Talaverano antes de llegar al codo, pero la yegua no le respondió. Nunca logró acelerar y al estímulo constante de su jinete le contestó con el corazón, para ganar el duelo con La Severa, que llegó a quitarle el liderazgo por un instante frente a las primeras tribunas y terminaría tres cuerpos detrás.

Para la heroína de la Polla de Potrancas también implicaba un desafío este cotejo. Era el regreso luego de una pausa obligada y la primera experiencia en dos kilómetros. Se notó que le faltaba ritmo de competencia, por lo que llegará al campeonato de Palermo mejor perfilada.

La escalada de Foggy Stripes no se demoró cuando Anselmo Zacarías* le mostró el camino recto hacia la meta. "Se fue poniendo. Como notaba que venía muy bien quería esperar hasta el derecho para hacerla atropellar. Y lo hizo fuerte", relató el jinete de la ganadora, que es entrenada en Rosario y sólo tenía un antecedente fuera de las condicionales. Pasó inadvertida en el Selección, gran premio en el que llegó a nueve cuerpos de Kalath Wells. Desde entonces reservó su furia para la tarde de ayer.

También recuperó la potencia Malpensa, que encontró un desarrollo más acorde a sus posibilidades y sumó su tercer placé clásico. Adrián Giannetti, su piloto, destacó: "Peleamos una carrera más. Ella tiene su genio, pero esta vez estuvo más relajada". No le alcanzó para quebrar a una Foggy Stripes que hizo la carrera de su vida.

Fuente: Canchallena.com (Diario La Nación)
*EJAJC
 

© Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club Argentino Hipódromo de San Isidro .