Clásico Irineo Leguisamo (L): Feel Fast no se dejó inquietar por sus rivales (01/11/10)

Montado por Juan Villagra*, se impuso de punta a punta; segundo quedó Early Boy, a siete cuerpos

Feel Fast llegó al disco sin rivales a la vista. Foto: Carlos Lares

Hay veces que no importa tanto a qué clase de rivales vence un caballo sino cómo los doblega. Feel Fast ganó ayer el clásico Irineo Leguisamo (L) como si les corriera a los que no estaban en la partida. Pareció usar la carrera del hipódromo de Palermo para enviar mensajes a los mejores fondistas de la arena. Ganó corriendo fuerte todo el tramo, sin esconderse nunca, marcando tiempos en todos los segmentos. Su versión fue la de un puntero que no se para.

Largaron los catorce participantes desde las gateras ubicadas en palo de los 2000 metros y Juan Cruz Villagra, su jockey, le dio intención a Feel Fast para tomar la punta. Picó y se puso al frente el caballo, pero enseguida lo igualó Auchemo, por su derecha. "Si me quiere pasar que mueva", habrá pensado el jinete, dispuesto a no abandonar la delantera. Seiscientos metros luego de la largada, Feel Fast ya iba solo al frente. A su espalda, Incurable Rebel y Gran Postor trataban de no quedar descolocados.

Llegaron a la recta, esa que suele ser eterna y les duele a los punteros fatigados. No era el caso de Feel Fast, fresco, ágil, entero, cuando aún faltaban 500 para el disco.

Atrás, cuanto más corrían Gran Postor y Early Boy para intentar acortar terreno más lejos parecía quedar.Usaban la fusta sus jockeys y no avanzaban. La usaba Juan Cruz Villagra y el suyo le corría al cronómetro, para frenarlo en 2m1s05/100, entre los mejores tiempos de la tarde distancia por distancia.

Ganador del clásico Italia, en 2009, y cuarto en el Classic de esta temporada, para señalar algunas de sus buenas actuaciones, Feel Fast tiene todavía algunas balas para gastar antes de fin de año. Con los más bravos apuntándole a la Copa de Oro, el Dardo Rocha y el Pellegrini, quizás el hijo de Halo Sunshine espere hasta el Ayacucho para mostrarse de nuevo. De todos modos, puede animarse a correr las carreras bravas.

Early Boy trepó hasta el segundo puesto, cortando una seguidilla de dos primeros.

Fuente: Diario La Nación
*EJAJC
 

© Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club Argentino Hipódromo de San Isidro .