Ixal (1995, ARG), un atropellador de altísimo voltaje

No se hallan muy lejanos en nuestras memorias, los recuerdos de las furiosas atropelladas de este gran hijo de Intérprete. Su galope era simplemente excepcional, elástico; daba la sensación de que volaba en los finales.

Ixal gana el GP Copa de Oro (GI, 2400m, San Isidro) de 1999

Ixal fue uno de los ejemplares más destacados de la última década, consagrándose como el mejor caballo adulto en 1999.

Nacido en el Haras El Paraíso, el hijo de Intérprete y Excel Bali poseía una contextura física muy fuerte y la velocidad cararcterística de su padre, un millero de excepción quien habia ganado la Polla de Potrillos en tiempo récord (1:33 20/100).

Posteriormente, el zaino negro sería adquirido por el stud Chichín, de La Plata, y dejado al cuidado del entrenador Nahuel Orlandi.

Debutó a fines de marzo, sobre 1400m, en San Isidro. No logró hacerse al triunfo, llegando tercero de Macahazo Tom, a 5 1/2 cps. Su mal genio, sumado a la inexperiencia de ser debutante, probablemente le jugaron en contra. En su próxima carrera, sobre el mismo tiro y escenario, llegaría quinto a tres largos de Kasteel Nib.

Pero el desquite vendría a fines de mayo, sobre 1600m, en donde gana por cuatro cuerpos sobre quien luego obtendría el Jockey Club de ese año, Have a Champ. Repetiría más fácilmente aún otra victoria en una condicional sobre la milla, como paso previo al terreno clásico. Por poco margen perdió Clas.I. Aramburu (G2, 1600m) disputado en el Hipódromo de La Plata, ante Chevillard; y luego prueba nuevamente en el campo condicional con un segundo puesto.

Para mediados de diciembre volvería con todas las ansias de triunfo en el GPI Joaquín Anchorena, la carrera sobre la milla más importante de San Isidro.

Ixal fue retenido en los primeros metros manteniéndose en el octavo lugar, mientras el favorito, Di Escorpión, debatía la delantera con Arqueólogo en un ritmo insostenible. En el codo, Ixal se fue acercando al fuego, para luego explotar en la recta final, en una atropellada fulminante que acabó la carrera pasado el palo de los docientos. Cruzó el disco con tres cuerpos sobre su escolta, Bebé Brillante, arañando el récord de la distancia: 1' 31'' 100c. Tal fue la impresión, que el Diario La Nación, al otro día publicó en su sección de carreras: "Ixal, un terremoto en la pista de San Isidro".

La siguiente temporada comenzó con una derrota para el zaino negro: no hizo carrera en la milla del GP Internacional de la s Américas, en Palermo, que ganó el afamado millero Di Escorpión. El "toro" Ixal entonces fue llevado a correr nuevamente sobre grama -su fuerte- triunfando en el Clásico América (GII) por 1/2 pcz. sobre Llers Fitz con el jinete que lo comandaría de allí hasta el final de su campaña, el "negro" Ojeda.

La consagración del hijo de Intérprete

Nahuel Orlandi tenía mayores planes en mente. En vista los remates de velocidad y aguante de Ixal, el reconocido cuidador platense pensó que podía aprovecharlos en mayor tiro. Muchos pensamos que sería difícil que un millero se extienda 800m más y pueda mantener esa potencia en la distancia, pero no era otra cuestión que probar. Así, fue ratificado en el Gran Premio 25 de Mayo (GI, 2400m) a disputarse en San Isidro. Tendría rivales de la talla de Coalsack (ganador del Pellegrini del '98) Desirable (ganador del República Argentina del '99) entre otros. Acicalado no pudo disputar dicho cotejo debido a su venta al exterior.

Se largó la carrera. Ojeda intentó serenar al goloso hijo de Intérprete escondiéndolo en el octavo lugar, dentro del pelotón de 13 participantes. Adelante comandaba Desirable, seguido por Coalsack, Inconteste y Venga Vino. En los 800 Frondoso igualó a Desirable, mientras Ixal se aproximaba al trío que seguía a los punteros. En el inicio de la recta, Frondoso pasó a la vanguardia, e Ixal desató una acometida imparable, que superó en los 350m a todas las escoltas; para emparejar a Frondoso en los 200m y dominar en los 150m, cruzando el disco con 1 1/2 cpo de ventaja.

Habiendo superado a los mejores en la distancia, regresaría recién en noviembre, en el Gran Premio Copa de Oro. Al valor de rivales se sumaba ni más ni menos que Refinado Tom, el último triplecoronado del turf argentino. Ixal corrió y ganó como siempre, desde atrás, iniciando su inexorable carga en los 400m, y desprendiéndose en los 200m de la que sería su última victoria.

Ixal y el último Pellegrini del milenio

Su gran desafío sería el Pellegrini, cuya edición del '99 fue una de las versiones más emocionantes de todos los tiempos. Con competidores de la talla de Asidero, Litigado, la crack chilena Crystal House; el gran brasileño Puerto Madero, y Refinado Tom, entre otros. Ixal hizo una gran carrera, pues debió tomar el codo muy abierto para ponerse a tiro de atropellada dentro del numeroso lote, lanzando así su fuerte carga en los 400m. Pero esa carrera debió ser para el gran Asidero, que por 1/2 cabeza superó a Litigado en un final de película. Ixal llegó quinto, a tan sólo 5 1/2 cps. del ganador.

En la temporada siguiente se intentó nuevamente que regresara a las competencias, pero los famosos problemas de salud que lo habían alejado por períodos de meses de las pistas hicieron considerar la idea de retirarlo definitivamente.

Reproducción

Luego de su retiro, Ixal fue a prestar servicios al haras que lo vio nacer, El Paraíso. Sus primeras crías nacieron a partir de mediados de 2003, pero las sucesivas generaciones aún no han dado todo lo que se esperaba de él.

Artículo de Miguel Almanza originalmente publicado en por1cabeza.com. Año 2003. El presente es una reedición posterior.
 

© Escuela de Jockeys Aprendices del Jockey Club Argentino Hipódromo de San Isidro .